El otoño muestra la mejor versión de la Sierra de Albarracín

Otoño en la Sierra de Albarracín: el espectáculo está servido

El otoño está en su máximo esplendor en la Sierra de Albarracín. Bronchales se convierte en estos meses otoñales en un paraje ideal para disfrutar de la naturaleza y de las maravillas gastronómicas que ofrece la zona.

Los colores ocres y rojizos se apoderan de la naturaleza en toda la comarca. El inconfundible terreno calizo de los alrededores de Bronchales refleja la luz otoñal ofreciendo una gama de tonalidades de una belleza inigualable.

La deseada llegada de las primeras nieves llena de ilusión a los habitantes de la zona. Bronchales y toda la Sierra de Albarracín se preparan para recibir el invierno en una transición otoñal que permiten al visitante vivir una experiencia única en perfecta comunión con la Naturaleza y la Historia.

Te ofrecemos ahora las mejores opciones para vivir el otoño como en ningún otro sitio de España:

 

Pinares de Rodeno

Los Pinares de Rodeno ofrecen vistas preciosas

Los Pinares del Rodeno ofrecen al visitante un entorno mágico dominado por las tonalidades rojizas otoñales. En la zona sur de la comarca de Albarracín lugares como la Peña del Castillo ofrecen un espectáculo sin igual gracias a la combinación de su composición geológica de origen volcánico y la bella combinación de tonalidades qué ofrece la vegetación. Todo esto combinado con unas vistas de la zona que ayudan a relajar cuerpo y mente al visitante ávido de tranquilidad.

 

Setas

Los robellones son muy preciados en la zona de Bronchales

El otoño convierte los alrededores de Bronchales en uno de los puntos más atractivos de la Península Ibérica para la práctica del aficionado a la micología. La gran variedad de especies y la abundancia de ésta convierten la comarca de Albarracín en un centro neurálgico de los paladares más exigentes y los amantes de esta modalidad de disfrute de la naturaleza que cada día cuenta con más adeptos

 

Cultura

Albarracín, Patrimonio Cultural

La estación otoñal permite disfrutar de la belleza arquitectónica de la villa de Albarracín como ninguna otra época del año. Un paseo matutino o vespertino por esta maravillosa localidad nos transportará a otro tiempo. Las tonalidades de la luz y los contrastes del clima a lo largo del día convierte en la visita Albarracín en una experiencia irrepetible para los amantes del patrimonio cultural.

Otras localidades cómo Cella son visita obligatoria para la para el amante de la arquitectura y la historia. La Villa del Agua ofrece su mejor cara con la llegada del otoño: Sus fuentes, su acueducto romano y sus ermitas ofrecen al turista la posibilidad de disfrutar de una experiencia cultural perfectamente armonizada con la exuberante naturaleza de la comarca.

 

Bronchales

Brochales y el otoño son la combinación perfecta

Parajes como las Celadas hola Sierra Alta encuentran su mejor versión en la plenitud del otoño. Los amantes del senderismo, del cicloturismo y del trekking encuentran en los alrededores de Bronchales unos escenarios ideales para disfrutar de sus aficiones o para poner a punto su físico de cara a las competiciones que en esta época del año abundan en las grandes ciudades españolas. La altitud, el clima y la orografía del terreno convierten el entorno de Bronchales en uno de los lugares más destacados de la Sierra de Albarracín para someterse al entrenamiento.

También los aficionados a la gastronomía encontrarán en nuestra casa gran variedad de especialidades aragonesas con las que satisfacer los paladares más exigentes: Sopas de ajo, migas, guisos de caza, embutido de orza, rabo de toro y por supuesto, un gran repertorio de recetas con las mejores setas de la zona.

¿A qué esperas para disfrutar de las maravillas del otoño en la Sierra de Albarracín?

Valóranos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>